miércoles, 8 de mayo de 2019

Aguantar para vivir....



 A veces aguantamos para evitar discusiones o el cansancio para evitar problemas o miedo a perder algo o miedo al qué pasará y nos pasamos la vida aguantando, cada experiencia siempre es personal el mejor regalo que puedes hacerte es ser como realmente eres respetándote y respetando a los demás,  tu libertad termina donde tú pongas ese límite y empieza el del otro,  cuando sepas decir si o decir no, porque así lo sientes, será como regalo para ti y para los demás, así desaparecerán de tu entorno todos los manipuladores y te rodearas de personas como tú que te respetan,  que aceptan tu si o tu no y  no tendrás que estar sufriendo por no hacer lo que sientas, pues alli es donde puedes enfermar. Es mejor la calidad que la cantidad, siempre. A veces repetimos historias de nuestros padres y nuestros abuelos y bisabuelos , creemos que para  para vivir tranquilos tenemos que aguantar determinadas situaciones  como mandatos de vida, aguantamos dando lo que no sentimos y aguantamos no dando nada como castigándonos viviendo como hemos aprendido de sus historias creyendo que es el único camino, sal de tu zona de confort vive ahora nada es para siempre la vida pasa rápido se feliz se quien eres se tu mismo ámate, libera esa culpa que no es tuya, que se quede quien te acepta como eres, por lo que eres, a veces estamos tan compactados con nuestras creencias que si cambiamos algo tememos que termine nuestra vida,  mira más allá de tus propios ojos de tu percepción, observa mírate a ti mismo todo lo que puedes hacer lo maravilloso que eres y estás ahí escondido entre el me aguanto y el no aguanto ! para qué? nunca es tarde empieza hoy, comienza por mirar las cosas más claramente autoindagate, qué haces que no haces y para qué, como tu mente está tan revolucionada pensando en lo que pasará y no pasará, tan acelerada está, la tristeza, la soledad o una sensación de vacío pueden volverse insoportables, si podemos adoptar el rol de observadores para analizar este tipo de situaciones podemos darnos cuenta de todo el daño que nos estamos haciendo, pero también nos sirve para cambiar de perspectiva, incluso , no solo en una relación de pareja, en una relación de amistad o familiar, el hecho de aguantar y percibir cómo todo se derrumba, incluyendo nosotros mismos puede parecernos innecesario desde una mirada externa. Un buen ejercicio que puedes hacer  en casa: siéntate un momento respira profundo inhala exhala al menos unas  veces muy tranquila/o  toma un papel y escribe las cosas que te haría feliz y no haces por aguantar por miedo al cambio a verte a ser, por no creer en ti mismo y también pregúntate que aguanta el otro de ti , pregúntate si mereces estar así y  merece el otro estar así, no nadie lo merece lo que si merecemos ser felices ser una misma amarse respetarse hoy es el día.
Gracias por leerme. Te abrazo

No hay comentarios:

Bruxismo y las emociones

El bruxismo no es solo el desgaste que podemos observar en los dientes o la reacción involuntaria de rechinar o apretarlos, las reacciones c...